Aura, bodega consolidada en la D.O. Rueda y dedicada en exclusiva a la elaboración de vinos blancos de alta expresión, ha dado un impulso cualitativo a su referencia emblemática Aura Verdejo. La añada 2013 es el resultado de un minucioso trabajo en viñedo y elaboración, hasta lograr un vino de marcada personalidad y expresión. Su calidad, en constante progreso, ha sido reconocida en los últimos años con importantes galardones como la medalla de oro en el ‘Concours Mondial de Bruxelles 2012’; la plata en ‘Bacchus 2012’ y ‘Decanter World Wine Awards 2011’; además de sobresalientes puntuaciones, como los 93 puntos otorgados por la Guía Gourmets 2014.

Aura Verdejo se elabora con la uva cultivada en las dos parcelas de mayor potencial: finca Los Llanos, con una antigüedad de 20 años y una altitud de 803 metros; y finca La Avutarda, con viñedo de 10 años, y una altitud de 780 m.

Aura se caracteriza por ser una de las pocas bodegas en el mundo en la que la vendimia se realiza tras la puesta de sol. La uva se recoge entre medianoche y las 7 de la mañana y se traslada hasta la bodega en pequeños remolques. La temperatura y tranquilidad de la noche permiten preservar al máximo los aromas varietales.

Elaboración:

Una vez que la uva entra en bodega, se enfría durante un periodo que va de 24 a 38 horas, hasta conseguir que la temperatura baje a 8-10 ºC. A continuación, se pasa a bodega, donde se lleva a cabo una maceración en frío durante 6- 8 horas, a fin de extraer las características aromáticas de la verdejo.

En la fermentación se utilizan mostos yemas y mostos de primera prensada y transcurre durante un periodo de 15 días con un exhaustivo seguimiento y catas continuas. La crianza se realiza en depósitos sobre lías finas para ganar complejidad y volumen en boca. Una vez terminada ésta, el vino permanece en reposo antes de ser embotellado a fin de conseguir un vino más redondo y estructurado.

Características del vino:

El resultado del trabajo en viñedo y elaboración, dirigido por la enóloga Teresa Rodríguez, es un vino de gran expresividad, que a la vista presenta un color pajizo, amarillo pálido con leves reflejos verdosos y dorados.

En nariz ofrece una agradable paleta de aromas profundos y complejos con contundencia frutal y floral y delicadez mineral. Por último, en boca se muestra sabroso, untuoso, más fresco y con más nervio que en sus añadas previas.

En palabras de Teresa Rodríguez “se trata de una vino repleto de personalidad que reconquista el origen y la esencia de la uva Verdejo, variedad característica de la denominación de origen”.