Hoy quiero empezar evocando a un maestro del periodismo deportivo, a Andrés Montes, haciendo mía una frase célebre suya, porque la vida puede ser maravillosa, porque eso es así cuando te sientas en la mesa y disfrutas de los manjares en miniatura que te ofrece el Bar Azkena del Mercado de La Bretxa de Donostia.

He de confesaros que no fue hasta hace bien poco que me acerqué por primera vez al Azkena y me senté en su barra para degustar uno de sus variados y excelentes pinchos, había oído hablar maravillas de él, pero por mucho que llevé abierto desde el 1 de Mayo del 2001, ha sido uno de mis grandes descubrimientos de este 2015.

Al frente del bar Iñigo Mas Lago y Mertxe Bengoetxea, un matrimonio que lleva 27 años detrás de una barra y que se conoce los secretos de esta profesión como la palma de su mano. Mientras que Iñigo dio sus primeros pasos en Casa Tiburcio, Mertxe los dio en Bodegón Alejandro, para luego unir sus caminos en el restaurante de Martin Berasategui. En 1998 pusieron en marcha el bar Diz en la calle Zabaleta de Gros, donde Mertxe cambió la barra por la cocina, donde sigue hoy en día, siendo autodidacta en el aprendizaje de los secretos culinarios.

El último paso lo dieron en el 2001 cuando levantaron la persiana del Bar Azkena donde siguen hoy en día, deleitando con su saber hacer a los demás trabajadores del mercado como a todos los visitantes que se acercan a degustar su excelente cocina.

Se ponen en marcha a las 8 de la mañana siendo un lugar de encuentro del mercado para cargar pilas de cara a afrontar otro día de trabajo con un buen desayuno. Entre la variada oferta matutina destaca el Desayuno Azkena, un desayuno como dios manda, donde podemos arrancar el día con un buen pincho de tortilla de patata, una tosta o bocadillo de jamón, zumo de naranja y café, ahí es nada.

A partir de ahí en el Bar Azkena podremos degustar una gran cocina en miniatura, con un suculenta oferta de pinchos, donde mantienen la esencia de nuestra cocina tradicional, elaborando una cocina tradicional de mercado en miniatura. Juegan mucho con los productos de temporada y la oferta de los pinchos varía mucho dependiendo siempre de la temporalidad de los mismos, sobre todo en lo que a la oferta de pescados se refiere.

Una de las especialidades de la casa son las tortillas, nos las ofrecen de nueve sabores diferentes, todas ellas espectaculares, capaces de deleitar a todo buen amante del pincho de tortilla. Las tortillas pueden ser de patata, bacalao, anchoa, verdel, calamar, chipirón, morcilla de cebolla, champiñón y txistorra.

Junto a las tortillas podremos encontrar pinchos como el bacalao confitado con cebolla y pimiento verde con salsa de chiprón en su tinta y guindilla, o el rabo de ternera con champiñón, piña y chocolate. Luego la oferta varía según el producto que encuentren en el mercado, por ejemplo, cuando el atún llegue a nuestras pescaderias ofrecerán un atún con chipirón en su tinta, penca de acelga y bambú arroz.

También nos quedará la opción de sentarnos en el coqueto comedor situado al lado del bar donde poder degustar un menú de pinchos al alcance de muy pocos cocineros, con una variedad de pinchos de chuparse los dedos, que también destacan por su cuidada presentación.

Nosotros tuvimos la gran suerte de degustar este menú que comenzó con la Lata, una anchoa marinada con tomate del país y espuma de manzana presentada en una lata; y siguió con una berenjena con bacon y queso sobre arena de maíz; una ensalada de verduritas y pulpo; la morcilla de cebolla y berza con salsa de alubia negra sobre manto de menta y chocolate; la “falsa ostra” una kokotxa de bacalao en salsa verde con láminas de pulpo y espuma de berberecho; el codillo de pato al champagne con tomillo y naranja; y la crema helada de licor con crujiente de manzana, crema helada de avellana y espuma de vainilla. Todo ello con sorpresa final incluida, el pincho “Guggenheim” queso crujiente, con cebolla pochada, anchoa, pimiento rojo y dulce de tomate (no os preocupeís que pronto nos deleitarán con el Kursaal).

Todo un homenaje a nuestra cocina en miniatura, un templo a donde peregrinar para disfrutar con uno de los iconos de nuestra cocina, el pincho. Con trabajo y dedicación el Bar Azkena se ha convertido en toda una referencia en el mundo del pincho. ¡On egin!

Nombre: Bar Azkena

Dirección: Mercado La Bretxa Nº36 (Donostia)

Teléfono: 615792655

Comedor: 1 para 15 comensales / 1 en la barra para 15 comensales

Cierre: Domingos y festivos / Horario: lunes y sábado de 8 a 15 / martes a viernes 8 a 17

Precio: Menú del día 20€ / Pinchos 2,10-3,20€