En Gros encontramos grandes bares de barrio que gracias a su gran trabajo y esfuerzo han conseguido hacer frente a los años, a todos los problemas que han ido surgiendo a lo largo del camino, para hoy en día seguir haciéndonos disfrutar con su buen hacer tras la barra. Ese es el caso de El Txoko de Ramiro, un bar que abría sus puertas el 21 de Diciembre del año 1993, pero que el año pasado se reformó para darle un aire más actual, pero a la vez acogedor, sin perder la esencia del bar de toda la vida.

Ramiro Muñoz y Luci Garrido son la pareja que nos cuida y mima cuando visitamos El Txoko de Ramiro. Ramiro llegó con 13 años de Toledo y se enamoró de Donostia. Empezó a trabajar en el Tamboril de la Parte Vieja, junto a Pilar Martinez que le acogió con los brazos abiertos. Desde la Parte Vieja hasta Gros para poner en marcha el Tamboril 2, y más tarde El Txoko de Ramiro, donde sigue al pie del cañón. Por su parte, Luci comenzó su andadura en Casa Valles para luego unirse a Ramiro en el Tamboril 2 y El Txoko de Ramiro.

En este bar de Gros, podremos disfrutar en primer lugar de una cocina más bien informal, una cocina donde los grandes protagonistas son los pinchos y las raciones, respetando la tradición culinaria de nuestro país y echando mano de los mejores productos del mercado.

Así, entre los pinchos cuatro son los grandes protagonistas: la berenjena rellena que ganó el concurso Pintxo de Cine en el año 1999; la brocheta de langostino y bacon con una vinagreta caliente; el hojaldre de langostino; y el revuelto de Miura elaborado con virutas de jamón ibérico y pimiento del piquillo.

Junto a estos pinchos grandes pinchos tradicionales típicos de la cocina en miniatura donostiarra, tales como, el pincho vinagreta elaborado con patata cocida, huevo, gamba, atún y aceituna; el huevo tumbado que lleva huevo, bonito, gamba y aceituna; el de txangurro con una vinagreta fría; o las tortillas individuales, con su forma redondita, y que llaman a darles un bocado o varios, que pueden ser de patata, anchoa, bacalao o ropavieja.

Junto a esta gran selección de pinchos, deliciosas raciones entre las que encontramos las anchoas, que las podemos tomar en aceite de oliva, en vinagre o fritas con el refrito especial; los calamares, que tienen gran éxito entre la clientela; las croquetas; las gambas a la gabardina; o los pimientos rellenos de carne.

En lo que a bocadillos se refiere destacan los elaborados con los productos ibéricos de gran calidad que utilizan en El Txoko de Ramiro, como el jamón o el lomo, junto con el mixto de ibérico o el de jamón cocido. También cuentan con unas deliciosas hamburguesas y sandwiches.

También podemos optar por sentarnos en el comedor y disfrutar de una gran cocina tradicional vasca elaborada con mucho cariño y mimo y que hace las delicias de todos los paladares, empezando por los platos combinados como el de escalope de ternera, ensaladilla y croquetas o el de pechuga de pollo, croquetas y patatas.

Otra opción es la de apostar por la carta donde encontramos grandes entrantes como el pulpo a la gallega, el salmón ahumado (exquisito), las gambas al ajillo y el revuelto de hongos; grandes cazuelitas como el de chipirones en su tinta, el rabo de ternera, y los callos y morros, plato tradicional que no encontramos en muchos sitios y que aquí lo bordan; y grandes platos de carne como las chuletillas de cordero o la costilla de ternera.

Todo ello endulzado con grandes y deliciosos postres caseros entre los que tenemos que destacar el flan de huevo, el arroz con leche, las torrijas o el pudding de yogurt.

El Txoko de Ramiro, un acogedor txoko donde disfrutar de lo mejor de nuestra cocina, con terraza incluida. ¡On egin!

Nombre: El Txoko de Ramiro

Dirección: Txofre 4 (Gros-Donostia)

Teléfono: 943279799

Cierra: Miércoles

Comedor: 1 para 21 comensales

Precio: Menú día 12€ / Carta 20-25€