Estrella Galicia, con la colaboración de Aceites de Oliva de España, patrocina Gourmetapa, II Campeonato de España de Tapas para Gourmets. El Campeonato se desarrollará dentro del Salón del Gourmet de Madrid, desde el 10 al 14 de Marzo. Participan 25 concursantes, entre las más de 150 solicitudes registradas, un récord de participación y calidad creativa que se lo puso muy difícil al Comité de Admisión en el momento de valorar los criterios de originalidad, presentación, ingredientes utilizados y formato.

Tratándose de tapas, el deporte gastronómico nacional, mucho se ha escrito sobre el origen y las características que éstas deben reunir para ser consideradas como tal. Poco se puede decir sobre los ingredientes y la presentación; ambos han evolucionado de tal manera que la tapa ha dejado de ser bocado humilde o tentempié para adquirir consideración de alta cocina en miniatura. Sobre el tamaño sí hay teorías. La auténtica tapa no puede –o no debe- sobrepasar los dos bocados; los más puristas añaden otra característica definitoria: que se pueda comer con los dedos. Lo que precise utensilios para degustar o tenga tamaño superior, deja de ser tapa para transformarse en ración.

Unido al tapeo el acompañante ideal es la refrescante cerveza, con la temperatura adecuada, bien tirada, controlada la espuma –tan espesa que pueda sostener un palillo-, en caña, jarra o botellín. Juntos, cervecita y tapa, tienen en España un consumo social, de grupo, ligado a las actividades lúdicas. Comparados con Alemania, (1.274 litros/habitante/año), los españoles somos bebedores moderados (68,7 litros/habitante/año), aunque dentro de la escala europea superamos a Francia o Grecia. Y un dato curioso sobre la cerveza: después del agua y el té, es la bebida más popular a nivel mundial.