Ja(ki)tea y Lumagorri van de la mano

Esta semana han presentado su acuerdo de colaboración la Asociación Ja(ki)tea, que defiende la cocina tradicional, y Lumagorri Baserriko Oilaskoa con Eusko Label.

El acto se celebró en la sede que Lumagorri tiene en Zerain. En una rueda de prensa donde participaron Xabier Zabaleta, presidente de Ja(ki)tea; Ramon Irazu, presidente de Lumagorri; y Marijose Murua, directora gerente de Lumagorri. En el acto detallaron los pormenores del acuerdo que une estas dos asociaciones y que busca impulsar el consumo del pollo de caserío con Eusko Label. Serán varias actividades las que organizarán conjuntamente Ja(ki)tea y Lumagorri, pero entre todas ellas destacan dos: la elaboración de pollo a la parrilla en el Campeonato de Euskal Herria de Parrilla, y la semana del pollo donde la gente podrá degustar diferentes elaboraciones de pollo en los restaurantes asociados a Ja(ki)tea.

Una vez finalizada la rueda de prensa, y tras un pequeño cocktail, los asistentes nos dispusimos a conocer como se crían los pollos de caserío. Para ello nos desplazamos hasta Gabiria, donde pudimos observar como los pollo crecen libremente en el campo, siendo alimentados, además de con la hierba, con maíz y trigo. Los pollos se sacrifican cuando llegan a cumplir los 88 días, más o menos.

Una vez conocida de cerca la crianza de los pollos de Lumagorri, volvimos a Zerain para disfrutar y deleitarnos con una comida elaborada con productos de Eusko Label y donde el gran protagonista, no podía ser de otra manera, fue el pollo de caserío Lumagorri. Tras unas maravillosas ensaladas de tomate con bonito del norte, pudimos probar la nueva apuesta de Lumagorri, el pollo confitado, que gustó a todos los presentes, una manera diferente y curiosa de degustar el pollo de caserío, siendo este confit más suave y más fácil de comer que el confit de pato. A continuación disfrutamos del muslo de pollo a la parrilla acompañado de unos pimientos del piquillo elaborados por Juan Manuel Garmendia (Kattalin/Beasain) maravillosos. De postre, queso de Idiazabal.

Fue una velada en apoyo a la cocina tradicional vasca, donde disfrutamos y probamos el pollo en diferentes variantes, un producto que pretenden impulsar Lumagorri y Ja(ki)tea.