Orio es un pueblo que disfruta con la cocina del mar, que hace maravillas con los productos que traen los pescadores, con un producto estrella por encima de todos, que se ha convertido en el rey de la cocina oriotarra, el besugo. Un pescado que lo bordan y que ha traspasado las fronteras de la localidad, convirtiéndose en una de las referencias de la cocina vasca.

Uno de los restaurantes de referencia donde disfrutar de un buen y delicioso besugo a la parrilla es el Asador Bodegón Joxe Mari, situado en plena Herriko Enparantza.

No se trata de un restaurante cualquiera, dado que aquí se asó el primer besugo a la parrilla allá por el año 1957. Fue Joxe Mari Manterola el artífice de este manjar que tantos paladares ha conquistado. Joxe Mari decidió dejar la vida de pescador y montar un merendero en los bajos de la casa de sus padres. Allí comenzó asando sardinas y castañas, para luego decidir empezar a asar los besugos y ofrecer un menú con ensalada, besugo, chuleta, helado y melocotón, todo ello con la ayuda de Pantxika Peña Manterola.

En aquel 1957 empezó la andadura del Asador Bodegón Joxe Mari, andadura que hoy en día sigue adelante. Tras Joxe Mari, fue su hijo Andoni quien cogió las riendas del restaurante, y hoy en día es la tercera generación de la familia quien se encarga de mantener viva la tradición familiar. Mikel Manterola ya le daba la vuelta a los besugos con 13-14 años, y poco a poco ha terminado no solo dando la vuelta, sino asándolos a la perfección. La tradición culinaria de la familia Manterola está en buenas manos.

En el Joxe Mari podremos degustar y disfrutar con una gran cocina tradicional vasca, donde tienen gran protagonismo los productos llegados desde el mar, no podía ser menos estando en la Herriko Enparantza de Orio. Otra de las referencias de su cocina es la parrilla de donde salen elaboraciones y asados de llorar, de los que emocionan al dar el primer bocado. Su apuesta es clara por mantener la tradición culinaria de nuestra tierra y de cara a esa apuesta son miembros de la Asociación Ja(ki)tea, defensora de la cocina tradicional vasca.

Es coger la carta y empezar el dilema de que escoger, con que conquistar nuestro paladar, nosotros os proponemos en los entrantes elegir unos pimientos asados a la parrilla acompañados de una salsa secreta de la casa, unas espectaculares kokotxas al pil pil, la imprescindible sopa de pescado, las exquisitas gambas frescas de Huelva a la plancha, o una de la referencias de la casa, los chipirones en su tinta, de chuparse los dedos.

Seguimos adelante con los pescados donde el rey indiscutible es el besugo a la parrilla, asado durante unos 18-20 minutos y acompañado del refrito tradicional. Un auténtico manjar. ¡Gora Joxe Mariko Bisigua! Pero también asan a la perfección el rape, el cogote de merluza o el rodaballo, todos ellos a la parrilla.

En lo que a carnes se refiere nos ofrecen una chuleta de viejo, que se ha convertido en la segunda referencia culinaria del Joxe Mari. Una chuleta asada a la perfección, y que es darle el primer mordisco, cerrar los ojos y ser feliz. ¡Impresionante!

Para darle un final dulce a semejante homenaje a nuestra cocina de siempre, una deliciosa selección de postres caseros, como el arroz con leche, el flan, la cuajada, la tarta de queso o las natillas.

Los Manterola han sabido llevar más allá de las mugas de la localidad oriotarra su pasión por la cocina vasca, participando en diferentes Bisigu Festas y también poniendo en marcha el restaurante Pantxika-Orio en Zaragoza, abierto allá por el año 1970 y que hoy en día sigue ofreciendo una gran cocina vasca y de parrilla.

Visitar el Joxe Mari es visitar la historia viva de nuestra cocina, la historia de nuestra gastronomía. Una visita de las de recordar durante mucho tiempo. ¡On egin!

Nombre: Asador Bodegon Joxe Mari

Dirección: Herriko Enparantza s/n (Orio)

Teléfono: 943830032

Comedor: 1 para 60 comensales / 1 para 12 comensales / 1 privado para 15 comensales

Cierre: Lunes y las noches de domingo a jueves

Precio: Carta 60€