Koxk! reconocerá el trabajo de cuatro iconos de la cocina vasca

Koxk! (¡Da un mordisco a la solidaridad!) quiere convertirse en la fiesta de la cocina vasca y de la solidaridad. En busca de lograr ese objetivo se celebrarán diferentes actividades gastronómicas a lo largo de la mañana del 13 de Septiembre en el barrio donostiarra de Intxaurrondo.

Esas actividades buscarán que la gente disfrute con la cocina y que conozca de cerca los secretos de la gastronomía vasca. Participarán varios cocineros vascos que darán a conocer a los ciudadanos su trabajo y sus secretos culinarios. Además, el Grupo Gastronómico de Intxaurrondo reconocerá el trabajo realizado de cuatro iconos de la cocina vasca: Luis Irizar, Juan Mari Arzak, Pedro Arregui y Aperitivos Easo.

Luis Irizar (La Havana, Cuba, 1930) está considerado como el patriarca de la cocina vasca. Cuando dirigía el restaurante Gurutze Berri fue de los primeros cocineros vascos en obtener una Estrella Michelin, junto con Casa Nicolasa. En el año 1967 abrió la Escuela de Cocina del Hotel Euromar en Zarautz. En 1992 se trasladó a Donostia y puso en marcha la Escuela de Cocina Luis Irizar, cuna de grandes cocineros de nuestra cocina.

Juan Mari Arzak (Donostia, 1942) fue impulsor del movimiento gastronómico Nueva Cocina Vasca junto con otros doce cocineros en el año 1975. Dirige el Restaurante Arzak junto a su hija Elena Arzak, siendo la tercera generación de la familia. La revista Restaurant lo calificó como el octavo mejor restaurante del mundo. Este año, además, cumple 25 años con las tres Estrellas Michelin, logro que han conseguido pocos.

Pedro Arregui (Getaria, 1941-2014) fue pionero en asar los pescados a la parrilla enteros y con piel. Eso ocurrió en el Restaurante Elkano, una de las referencias de la cocina tradicional vasca y templo de la parrilla. En 1964 puso en marcha el restaurante que este año ha celebrado su 50 aniversario. A pocos días de celebrar el aniversario nos dejó Pedro, un icono y una referencia de nuestra cocina.

Aperitivos Easo se creó en el año 1992. Con motivo de la salida del Tour de Francia desde Donostia, Peio Garcia Amiano, responsable del catering, juntó a los que entonces eran las grandes referencias del pintxo en Donostialdea para que participaran en el evento: Bar Oñatz (Jesus y Mikel Santamaria), Bar Bergara (Patxi Bergara), Bar Juli (Josean Agirre) y Bar Aloña Berri (Jose Ramon Elizondo) y Pastelería Geltoki (Jose Mari Pikabea).