Primeramente cocemos las laminas de pasta en agua con sal, para una vez cocidas reservarlas en agua fría con hielo para que no se peguen.

Por otro lado, picamos la verdura en trozos muy pequeños, podemos ayudarnos de las cortadoras picadoras que vienen con las batidoras. Pochamos toda la verdura en una sartén hasta que veamos que está bien dorada. Añadimos la carne picada y sal-pimentamos la farsa. Una vez que la carne está casi en su punto, añadimos un poco de harina, rehogamos y añadimos un poco de leche para hacer la farsa, que se convertirá en el relleno. Reservamos.

En la misma sarten que hemos hecho la farsa, echamos un poco de aceite y harina, lo rehogamos y le vamos añadiendo la leche para hacer una bechamel no muy espesa, que nos servirá para napar la lasagna. Ponemos la bechamel a punto de sal y nuez moscada.

Para el montaje de la lasagna echamos mano de una bandeja de horno y preparamos la lasagna de la siguiente manera: en el fondo la salsa de tomate, encima una lámina de pasta ya escurrida, ponemos un poco de la farsa, volvemos a poner otra lámina de pasta, volvemos a poner la farsa de carne, ponemos otra lámina de pasta, encima la bechamel y terminamos con el queso rallado.

Para terminar, ponemos la lasagna en el horno con grill para que se funda y se gratine el queso.

Ingredientes (para 4 personas):

- 1 cebolla
- 1 pimiento verde
- 1 zanahoria
- 300gr de carne picada
- Harina
- Aceite de oliva
- Leche
- Láminas de pasta de lasagna
- Salsa de tomate
- Sal
- Pimienta
- Nuez moscada
- Queso rallado