Los hemos visto a lo largo del litoral mediterráneo andaluz, principalmente en Málaga, en los chiringuitos repartidos por las playas y la televisión se ha encargado de potenciarlos a través de series como La que se Avecina. Se trata de los espetos un plato típico de la cocina malagueña que consiste en espetar, es decir clavar, una serie de pescados para que sean asados a la parrilla.

Ahora no hace falta recorrer tantos kilómetros para poder disfrutar de este tipo de cocina ya que el cocinero gipuzkoano Félix Garrido ha tomado la iniciativa en el restaurante Route 33 Gourmet de Alegia, eso sí, a más de 20km de la costa. Para ello se ha preparado una txalupa de Hondarribia que ha sido previamente cubierta de acero inoxidable para que pueda aguantar las altas temperaturas de las brasas. “Le pedí a un amigo que me agenciara una txalupa y tras buscarla la encontramos en Hondarribia. La pintamos y adaptamos y ahora ya está lista para espetar” comenta Félix.

Menú Espeto

Tras varias pruebas finalmente será este fin de semana la puesta de largo para la espetada. Desde el viernes y solo los fines de semana se podrá degustar un menú a base de productos de temporada espetados. “hemos creado un menú pues la respuesta está siendo espectacular. Ya hay reservas de cara a los fines de semana” añade Garrido.

El menú consta de chorizo, alcachofa con bacon, txipirones, arraitxikis, pollo de caserio y de postre piña al espeto. Todo por un precio de 18 euros sin incluir la bebida.

La técnica del espeto

La Espetada o el Espeto es un plato que consiste en espetar, es decir clavar, una serie de pescados para que sean asados a la parrilla con algunas verduras. A veces se suele incluir en la espetada trozos de chorizo, carne de ternera, etc. intercalados. En algunas zonas costeras es posible ver estos espetos en la calle, siendo en algunos casos muy popular el espeto de sardinas. Se usan para espetar o bien cañas naturales partidas, o bien, cañas de metal.