Los mejillones:

Sofreír en el aceite los mejillones hasta que se abran. Recuperar la carne e introducirlos en el líquido de los mejillones de lata.

Las cortezas crujientes:

Utilizaremos una corteza de cerdo y un dado de queso por cada mejillón.

El yogur de guindillas:

Triturar todo en conjunto. Salpimentar.

La vinagreta de mejillón de lata:

Picar los mejillones y mezclar con el resto de los ingredientes batiendo el conjunto.

Final y presentación:

Para este plato utilizaremos palillos largos en los que ensartaremos el cubo de queso y la corteza de cerdo. Sobre ésta añadir un poco de yogur, colocando sobre él el mejillón. Salsear con la vinagreta.

Presentar este aperitivo sobre un recipiente estable (que lo mantenga de pie).

Ingredientes (6 personas):

Para los mejillones:

4 mejillones
El contenido del líquido de una lata de mejillones
Una cucharada de aceite de oliva virgen

Para las cortezas crujientes:

4 cortezas de cerdo (chips)
4 cubos de queso Idiazábal (1 x 1 cm)

Para el yogur de guindillas

40 g de yogur griego
10 g de guindillas de Ibarra en vinagre
Sal
Pimienta negra

Para la vinagreta de mejillón de lata:

Los mejillones de la lata
Un pizca de cebollino
Estragón
Perejil picado
25 g de aceite de oliva virgen