MFM14: redescubriendo la gastronomía

El pasado lunes Gastrofesta puso rumbo a Madrid para disfrutar de la Cumbre Internacional de Gastronomía Madrid Fusión 2014. Durante tres días Madrid se convertiría en la capital mundial de la gastronomía con presencia de los mejores cocineros del estado. Y allí iba a estar Gastrofesta, para darse a conocer y empezar a introducirse en el mundo de la gastronomía.

Aunque no pudimos disfrutar de los tres días, el día y medio que pasamos allí fue muy interesante.

Llegamos el lunes a la mañana y tras acreditarnos fuimos a visitar la feria. Allí pudimos disfrutar del maravilloso jamón ibérico de la Dehesa de Extremadura, que tras el largo viaje entro de perlas. También tuvimos la oportunidad de catar los aceites de oliva vírgenes de Hacienda de Guzmán, una experiencia increíble y en el que descubrimos unos grandes aceites.

A la tarde, decidimos acercarnos al auditorio para disfrutar de las ponencias, donde los grandes cocineros dieron rienda suelta a su imaginación e hicieron disfrutar a los allí presentes.

La primera charla tenía como protagonistas a Juan Mari Arzak y Pedro Subijana. Los dos cocineros vascos estuvieron hablando soble la “Cocina y evolución”. Juan Mari fue tajante: “No existe la nueva cocina ni la cocina vieja, la primera es la evolución de la segunda”. Así mismo, Pedro destacaba la gran labor de los cocineros tradicionales.

A continuación fue el turno del cocinero gallego Pepe Solla. Fue espectacular la sencillez que demostró a la hora de elaborar, la cigala, la merluza, la caretea de cerdo y el pulpo. La sencillez, para conseguir sacar el mayor sabor posible al producto. Nos quedamos boquiabiertos. Y dijo una de las frases de la tarde: “Hay que sentirse producto, para pensar y saber como te gustaría que te cocinaran”.

Después llegó el riojano Francis Paniego con su Casquería. Allí apareció con todos los productos, los pulmones, los corazones, los sesos, las mollejas, las pieles, las orejas…todo lo que normalmente no se aprovecha del animal, sus órganos vitales, y que jugando con ellos, pueden dar un gran resultado. Así nos explicó 12 platos, fruto de su investigación en torno a la casquería, donde a cada paso los oyentes nos íbamos sorprendiendo más y más, hasta que culminó la ponencia presentándonos la “kokotxa de oreja de cordero en pil-pil. Simplemente espectacular.

Todo eso el primer día, mientras que la mañana del segundo, pudimos comprobar las diferentes maneras que hay de elaborar una gran cocina, dado que , estuvimos viendo a Elena Arzak, que acompañada de Igor Zalakain y Xabier Gutierrez, nos presentaron tres espectaculares platos, “la manzana sanguina”, “las ostras volcanizadas” y el “trufón de chocolate” que nos dejaron a todos boquiabiertos. Si las ponencias del lunes fueron grandes en su sencillez, la del martes fue grande en su espectacularidad.

Tras un nuevo paso por la feria, dijimos adiós al congreso con el libro de ponencias en la mano, donde participamos escribiendo el perfil del gran Francis Paniego.

En Madrid Fusión hemos redescubierto la cocina, pero seguro que el año pasado seguiremos redescubriéndolo.