Tras pasear por el centro de nuestra ciudad, abrir apetito con unas pocas castañas, típicas en esta época del año, y recorrer La Concha, nos hemos sentado a descansar y a cargar las pilas en un “typical irish pub” situado en la calle San Martin, exactamente en el número 55, en el Molly Malone.

Desde el 16 de Enero del año 1998 lleva abierto este pub donostiarra, que pusieron en marcha el matrimonio Tristán Montenegro y Maite Sabadell, grandes y exitosos hosteleros de nuestra ciudad, que cuentan ahora con la ayuda de sus hijos, siendo Tristán y Diego los cabezas visibles hoy en día del Molly Malone.

Como un buen pub irlandés, se trata de un lugar de encuentro de donostiarras y turistas, donde podremos disfrutar de los grandes eventos deportivos mundiales, desde los partidos de fútbol, hasta el mundial de rugby, que este fin de semana vive sus semifinales, ¡Qué mejor oportunidad que esta para visitar el Molly Malone!. Todo ello mientras nos bebemos una buena cerveza y acompañamos nuestra velada con cualquiera de los manjares que salen de su cocina.

A lo largo de la semana organizan diferentes eventos, que se convierten en reuniones de amigos donde la gente disfruta y se crea un gran ambiente. Todos los jueves organizan un karaoke, y un sábado cada dos semanas un concierto, además de tener las puertas abiertas durante las grandes fiestas como el día de San Patricio (día grande en Irlanda) y Halloween.

En lo que al aspecto gastronómico respecta, este mismo verano el Molly Malone ha decidido cambiar su oferta. Sigue manteniendo su línea de cocina informal, pero ahora apuesta por unos bocadillos y hamburguesas gourmets, elaborados con carne de primera calidad y acompañados por un pan artesanal que elaboran especialmente para ellos.

Cogiendo la carta entre manos en los entrantes encontramos los aros de cebolla con salsa de queso; las alitas de pollo con salsa barbacoa o picantes; y los nachos con cheddar, chilli con carne, guacamole, crème fraîche y pico de gallo. Junto a los entrantes están las ensaladas donde podemos elegir entre La César y la Burrata.

Entre los bocadillos, la gran estrella, es el Sub, un bocadillo de albóndigas, tomate casero y provolone, un auténtico manjar; aunque tampoco se queda atrás el Bahn-Mi, con cerdo a baja temperatura, encurtidos caseros, cebolla morada y all i oli, un bocadillo con sabores más especiales pero de chuparse los dedos.

Las hamburguesas son una de las grandes apuestas de la nueva carta del Molly Malone, unas hamburguesas gourmet, de las mejores que hemos encontrado en nuestra ciudad, tanto por su calidad como por ser diferentes en lo que a los ingredientes se refiere. Hoy aquí destacaremos tres de entre las seis que nos ofrecen: la Label, con queso Idiazabal, pimientos del piquillo, rúcula y piparras maceradas en casa; la Mex, con aguacate, nachos, cebolla morada, pico de gallo y salsa chipotle; y la de Foie, con foie a la plancha, amnzana caramelizada y salsa barbacoa dulce. Tres auténticas delicias.

No nos podíamos quedar sin mencionar las clásicas “Baby Rib”, que son toda una institución del pub, unas costillas asadas con leña y bañadas en salsa barbacoa con patatas fritas.

Para terminar una idea dulce traída desde EEUU, los “Grilled Donuts”, unos donuts caramelizados a la plancha que pueden ir rellenos de mozzarella, arándanos e Idiazabal; de nutella y riccotta; o de plátano, nata y caramelo. Un postre especial pero que nos sorprendió muy gratamente y que merece la pena probar.

Todo esto lo podemos regar con cualquiera de las muchas cervezas con las que cuentan en el Molly Malone. Entre todas ellas destacan las cervezas artesanales, con las Basqueland Brewing Project a la cabeza, elaboradas por Kevin Patricio, miembro de la familia Montenegro-Sabadell. Tampoco se quedan atrás la Brew Dog, Gross o Naparbier, o cualquiera de las otras cervezas que nos ofrecen, como Hoegaarden, Paulaner, Franziskaner, Budweiser, Leffe Vieille Cuvée o la Coronita. Tratándose de un pub irlandés no podía faltar la cerveza irlandesa de referencia, la Guiness.

Nos encontramos ante un lugar ideal para juntarse con los amigos o familiares y disfrutar de un gran ambiente, vivir la experiencia y esencia de un pub irlandés en pleno centro de Donostia y disfrutar de una buena cena. ¡On egin!

Nombre: Molly Malone

Dirección: San Martin 55 (Donostia)

Teléfono: 943469822

Cierre: Lunes

Horario de apertura: Martes a sábado 16:00-23:30 / Domingos 12:00-24:00

Comedor: 1 para 40 comensales

Precio: Carta 25€