Salón de Gourmets: lo mejor en productos delicatessen

Durante estos cuatro días, del 10 al 13 de Marzo, Madrid se ha convertido en la capital europea de los productos delicatessen, gracias a la celebración de la XXVIII edición del Salón de Gourmets, organizado por el Club del Gourmet. En esta feria se han reunido 1.164 expositores de todo el mundo, que han traído a esta feria más de 30.000 productos, entre los cuáles se encontraban 1.090 novedades. Y como no Gastrofesta no podía faltar a esta cita tan importante en el calendario gastronómico español.

Durante dos días hemos visitado la feria. Tras nuestra llegada el lunes por la tarde, el martes lo dedicamos en cuerpo y alma a visitar la feria, para conocer los nuevos productos y las nuevas propuestas de los allí reunidos, de los cuales os iremos dando buena cuenta en siguientes publicaciones.

Comenzamos la mañana visitando la zona de nuevos productos donde nos sorprendieron el Qessín, el primer bombón de queso, un producto leonés que es una crema elaborada con diferentes quesos, en especial queso azul, y que se presenta en formato bombón; y las cremas de frutas portuguesas Meia-Dúzia, unas cremas elaboradas con las mejores frutas portuguesas, con un intenso sabor y manteniendo la frescura de la fruta.

Seguimos adelante en la feria, y tras quedarnos sorprendidos con el stand de SOSO, con sus sales, azúcares, frutos secos y especias presentados en envases con formas de huevos de colores, nos adentramos en el Taller de los Sentidos de Gourmet y disfrutamos con la gran experiencia de Gourmetquesos. Probamos 10 de los 70 quesos allí expuestos, seleccionados entre todos los quesos artesanales que se elaboran en el estado español. Tras probar estos quesos nos sumergimos en los stands de las queserías, para comprar y poder disfrutar también en nuestra casa, con el queso de leche fresca de cabra zamorano Hircus, y los quesos asturianos de vaca Lozana y Geo, los tres unas delicias gastronómicas.

Tras este pequeño homenaje que le hicimos al queso, refrescamos nuestras gargantas, con la cerveza de Atapuerca, Dolina. Una cerveza artesanal que se elabora en Burgos, que presenta una etiqueta la mar de curiosa. Nos ofrecieron y degustamos las dos variedades de cerveza, la rubia de estilo Kölsch y la tostada. En el mismo stand conocimos los nachos de morcilla de Burgos de Embutidos Cardeña.

Tras este parón seguimos adelante y nos dispusimos a disfrutar de un merecido descanso, disfrutando y deleitándonos con el gran jamón ibérico de la Dehesa de Extremadura y los grandes embutidos de Alejandro. ¡Así si que se puede vivir! Tras este descanso, dedicamos la tarde a visitar lo que nos faltaba de Feria y conocer las novedades en el mundo del vino y de los aceites de oliva.

No creáis que solo hemos visitado la feria durante esta breve pero intensa estancia en Madrid, también hemos disfrutado de una buena cocina mediterránea en “La Bodega de los Secretos”, y de una espectacular cena de producto y típica madrileña en el Restaurante Barrera del barrio de Chamberi.

Iremos publicando la información de los productos y de los restaurantes próximamente en este blog.

Foto: Salón de Gourmets