Son muchos los restaurantes que siguen fieles a los platos del recetario tradicional vasco, que siguen ofreciéndonos los grandes productos de nuestros baserritarras y arrantzales elaborados como antaño y que tanto nos hace disfrutar a los que amamos la cocina y las gastronomía vasca.

En el centro de Donostia, cerca de la playa de La Concha y medio escondido la calle Manterola, se encuentra el Txokolo Erretegia. Un asador tradicional, gran y vivo ejemplo de lo maravillosa que es nuestra cocina de siempre, que ha sido gran parte de la vida de la familia Illarramendi-Aguinagalde.

Fueron el matrimonio Iñaki y Mari Carmen quienes se aventuraron a poner en marcha un asador, en lo que era la antigua lavandería del Hotel Orly, allá por el 11 de Agosto de 1981. Iñaki ya salseaba entre cazuelas en la sociedad (¡Que importantes han sido las sociedades gastronómicas en la educación culinaria de muchos de nosotros!), antes de emprender la vida de hostelera. Hoy en día les acompañan sus tres hijos Asier, Iñaki y Julen. El Txokolo Erretegia, nunca mejor dicho, es una cuestión de familia.

Bajas las escaleras y ya empiezas a respirar tradición e historia, la decoración te hace recordar a los bares y restaurantes de toda la vida, lejos de las decoraciones modernas y minimalistas, el Txokolo mantiene la esencia del típico asador vasco, más cuando entras en el comedor y te encuentras con una gran parrilla donde se asan grandes pescados y carnes.

Este asador mantiene la tradición culinaria de nuestro país, nos ofrecen una gran cocina tradicional vasca, la de toda la vida, elaborada con mucho mimo y cariño. El gran protagonista es la parrilla, de donde salen grandes delicias, de las que hacen la boca agua. Tampoco nos podemos olvidar de los productos de temporada que tienen su hueco e importancia en la carta.

Empiezas a mirar la carta y ya empiezas a dudar entre tantos manjares. En los entrantes, encontrarás unos maravillosos hongos a la plancha con su yemita de huevo, unos chipirones a la plancha de chuparte los dedos, las deliciosas guindillas fritas en temporada, la ensalada de ventresca, las alcachofas con un refrito de ajo y jamón (imprescindibles en esta época del año) y el revuelto de ajos y bacalao. No podía faltar la tortilla de bacalao, una de las grandes referencias de esta casa, ¡Que manjar!

Nos adentramos en los grandes pescados frescos que nos ofrece nuestro mar. Todos ellos elaborados a la parrilla, entre los que destaca el rodaballo, junto con el besugo, el rape, el cogote de merluza o el lenguado. No podían faltar una de las referencias de nuestra cocina tradicional vasca, los chipirones en su tinta. Pero dejarme remarcar un plato que nos encantó y con el que disfrutamos mucho en nuestra visita, el bacalao braseado al estilo Txokolo, servido en su punto lo convierten en una auténtica delicia.

En lo que a las carnes se refiere el rey y único protagonista es la chuleta de viejo, que la bordan a la parrilla, con los característicos tres colores que ofrece una chuleta perfectamente asada a la parrilla, un plato por el que merece acercarse hasta el Txokolo. La podréis tomar acompañada por ensalada, unas patatas fritas caseras, o unos espectaculares pimientos asados a la leña.

Para el momento dulce de la velada una gran selección de postres caseros como las tartas de trufa, queso, manzana o mamia; la pantxineta; el arroz con leche o la cuajada.

Siempre podemos optar por un menú de 26€ donde nos encontraremos con grandes platos de nuestra cocina tradicional como la sopa de pescado, los pimientos rellenos de bacalao, el bacalao frito con pimientos o la merluza rebozada.

Acercaros hasta el Txokolo Erretegia para disfrutar de los mejores platos de nuestra cocina tradicional o de sus manjares que salen de la parrilla, yo volveré. ¡On egin!

Nombre: Txokolo Erretegia

Dirección: Manterola 4 (Donostia)

Teléfono: 943463491

Cierra: Domingo noche y lunes

Comedor: 1 para 70 comensales

Precio: Carta 35-40€ / Menús a partir de 26€