Uno de los rincones gastronómicos del centro de Donostia es el Zazpi. Situado en la calle San Marcial, se trata de un bar-restaurante que lleva funcionando muchos años, pero que tras un periodo de tiempo cerrado, este año ha vuelto a ponerse en marcha, si cabe con más fuerza y frescura que antaño.

El 7 de Marzo de este 2014 volvía a abrir sus puertas el Zazpi, de la mano de la joven pareja formada por Maite Mujika y Paul Arrillaga, joven sí, pero de sobrada experiencia en el mundo de la hostelería. Maite, que dirige la sala, ha trabajado desde los 17 años en sitios como el Kixkurra, el Pokara, Tribuna Norte, San Telmo y en varios establecimientos madrileños. Paul en cambio, comenzó a salsear entre los fogones con apenas 16 años, y hasta llegar al Zazpi ha pasado por cocinas como la del Illarra, Mirador de Ulía, A Fuego Negro, Bokado Mikel Santamaria, Bokado San Telmo y del Okendo.

En la barra podremos disfrutar de una gran cocina en miniatura, como dice Paul, sin marcianadas, pintxos, raciones, sándwiches y ensaladas en el que el objetivo es intentar untar el pan.

En los pinchos tiene un gran protagonismo la casquería, con platos como la oreja guisada o el ravioli cremoso de rabo; junto a estos dos podemos degustar el cubo de panceta, una receta japonesa elaborada con productos de aquí, y el pincho de huevo+jamón+patata+trufa, impresionante, sin olvidarnos de los minis de jamón, elaborados con jamón ibérico D.O. Guijuelo. Junto a los pinchos, deliciosas las raciones elaboradas con productos de temporada como la ventresca de Nardin con pimientos morrones asados, los begihandis fritos, las patatas francesas asadas con alioli y las croquetas, ocho croquetas, cuatro de jamón y cuatro de Idiazabal.

Especiales son los sándwiches que nos ofrecen en el Zazpi. Elaborados con pan tramenzzini (pan de molde italiano) cortado horizontalmente, disfrutaremos con sándwiches como el de pollo con guacamole y parmesano; el de ibérico, queso de cabra, rúcula y tomate; o el de solomillo ibérico de cerdo con queso, mostaza y cebollino. No se quedan atrás las ensaladas, como la de salmón marinado en casa y verduras salteadas o la de bonito con guindillas, tomate cherry y pan.

A los mediodías en el Zazpi podremos disfrutar de un gran oferta del plato del día, donde nos ofrecen tres platos a elegir, un primero (legumbres, verdura, pasta, arroz), un pescado y una carne, pudiendo incluso compartir dos platos entre dos personas. Se trata de platos caseros, elaborados con productos de temporada y de mercado y que cambian cada día.

En el plato del día suelen ofrecer platos como el arroz cremoso de hongos, la panaché de verduras de temporada, las alubias con todos sus sacramentos, el krabarroka con patatas panadera, la merluza en salsa verde con almejas, el entrecot, las chuletillas de cordero o las carrilleras.

Mención aparte merece la carta de postres, donde dos son los grandes protagonistas: la manzana asada servida en un vaso con una crema de queso, nata y agua de azahar y acompañada de crumble; y la torrija de frutas caramelizadas, donde juegan con las frutas de temporada frescas y acuosas, como la piña o el melón. Junto a estos dos lujos de postre encontramos el arroz con leche, el coulant de chocolate o el sorbete de mandarina con cava.

Si os acercáis al Zazpi, no olvidéis preguntar por las sugerencias del día, donde nos ofrecerán platos que no se encuentran en la carta, como el atún rojo en verano.

Un histórico, rejuvenecido, donde disfrutar de la cocina vasca. ¡On egin!

Nombre: Bar Restaurante Zazpi

Dirección: San Marcial 7 (Donostia)

Teléfono: 943506767

Cierre: Domingo

Comedor: 1 para 20 comensales / 1 terraza para 20 comensales

Precio: Carta 25€ / Plato del día 7€