En Donostia contamos con un entorno natural maravilloso, ideal para disfrutar de un agradable paseo y de un gran día rodeado de naturaleza: Ulía.

El 6 de Diciembre del año 2010, abrió sus puertas el Albergue de Ulía. Situado en una de las laderas del monte, podríamos decir que gobierna toda la ciudad, dado que desde la terraza del bar, se pueden disfrutar de unas espectaculares vistas de toda la ciudad, y también gozar de los fuegos artificiales en la Semana Grande donostiarra.

El Albergue de Ulía, cuenta con 13 habitaciones, que nos son habitaciones al uso, sino que se trata de unos bungalows, algunos con cocina, y otras sin ella. Dormir en ellos nos cuesta a 18€ la noche, con desayuno incluido, lo cual lo convierten en un lugar ideal para hacer un plan especial en familia o en grupo. Además los grupos de alberguistas, tienen la opción de disfrutar del restaurante, gracias al menú de 9€ especial para ellos.

Dicho esto, adentrémonos ahora en los fogones del Albergue de Ulía. Allí nos encontraremos con el matrimonio Asier Salaberria y Gimena Dominguez. Se trata de una pareja que se conoció en los fogones de la Escuela de Cocina Luis Irizar y que desde entonces ha realizado una trayectoria conjunta en la gastronomía. Desde la escuela a Ibiza, donde estuvieron durante seis años trabajando en un vasco-japonés. En medio, pasaron un año en la Posada de Eugi. El último paso en su trayectoria lo dieron volviendo a casa y cogiendo las riendas del Albergue de Ulía. Cuenta con la ayuda de Ivan Zoco y José Luis León.

En sus mesas, podremos disfrutar de una cocina tradicional vasca, una cocina sencilla, del día a día, y donde tienen gran protagonismo los productos de temporada.

El menú que nos ofrecen en el Albergue de Ulía, varía según la época del año en la que nos encontramos y lo que nos ofrezca el mercado. Pero aún y todo siempre, entre los entrantes, encontraremos un plato de verdura, como el cardo con bechamel, las pencas, las alcachofas o una gran menestra de verdura; uno de legumbre, como la alubiada, ahora en invierno; una ensalada, como la mixta, la de pasta, la de legumbres o la de tomate con bonito; un arroz, como el arroz negro o el rissotto de hongos en temporada; y algún plato fruto de la inspiración de los cocineros, como los hojaldres rellenos de carne o puerros y gambas, o el pudding de puerros o pescado.

Entre los segundos platos, podremos degustar los pescados como la tempura de bacalao, la merluza a la romana o los chipirones en su tinta; y platos de carne como el codillo con puré de patata, el pollo asado, la lasaña de cocido o el entrecot.

Para terminar, acertaremos con cualquiera de los postres caseros que nos ofrecen, como las tartas de chocolate, manzana, pera o yogurt; el flan; el yogurt con coulis de frutos rojos; o las frutas de temporada que ofrezca el mercado.

¿Que no nos da tiempo a sentarnos a comer? No os preocupéis, porque en el Albergue de Ulía podremos disfrutar de unos grandes pintxos, para recuperar las fuerzas tras un intenso paseo, como: el chorizo, la morcilla, las croquetas, los calamares, las patatas bravas, las tortitas de camarón, el caldo o los criollos.

Disfrutemos del Albergue de Ulía: de su entorno natural, de sus vistas y de su gastronomía. ¡On egin!

Nombre: Albergue de Ulía

Dirección: Paseo Ulía 297 (Donostia)

Teléfono: 608366727

Comedor: 1 para 60 comensales / 1 terraza para 20 comensales

Abre: Sábados, domingos y festivos al mediodía / De Mayo a Septiembre de miércoles a domingo.

Precio: Menú día 15-20€ / Menús concertados 30€