Perfumamos el aceite con ajo y guindilla, para ello calentamos el aceite y doramos en el mismo los ajos y las guidillas, para luego colarlos. Dejamos enfriar.

En una cazuela o sartén ponemos un poco de ajo picado y las kokotxas de bacalao, les añadimos la sal, dos aros de guindilla y un poco de perejil picado, cubrimos con el aceite perfumado.

Damos un hervor hasta que las kokotxas estén hechas y hayan soltado la gelatina. Dejamos reposar y que el aceite se enfrie un poco, y con movimientos en circulo vamos ligando el pil-pil.

A la hora de servir damos un pequeño hervor para calentar, pero eso sí con mucho cuidado para que no se nos desligue la salsa.

Ingredientes (para 4 personas):

1 kg de kokotxas de bakalao
1 cabeza de ajo
Guindilla
Perejil
Sal
Aceite de oliva virgen extra