-Para el mojo del rape:

Triturar el conjunto de los ingredientes hasta formar una pasta espesa. Salpimentar y rectificar de azúcar y jengibre.

-Para el rape:
Limpiar el rape y deslomarlo. Racionar. Sazonamos el rape y lo untamos con el mojo. Hacerlo en la plancha sin que colore en exceso.

-Para el aceite de bronce:
Mezclar ambos ingredientes.

-Para el verde de cebollino:
Triturar ambos ingredientes hasta conseguir un aceite verde. Sazonar.

-Para la cebolla bronceada:
Limpiar la cebolla y trocearla. Cocerla en el agua y una pizca de sal. Una vez este cocida, triturarla con 100 g. de agua de su misma cocción, el azúcar y el bronce. Estirarla fino sobre un silpat y dejarla secar. Un vez seca, cortar en trozos y dar formas irregulares previo ligero calentado en el horno a 170Cº.

-Para salsa el caldo de semillas de sésamo:
Infusionar las semillas en el caldo durante 5 minutos. Colar y dar textura. Salpimentar y espolvorear una pizca de jengibre.

Final y presentación:

Pintar el rape con el aceite de bronce. Una vez este bien colorado, colocarlo en el plato. A su lado, el verde de cebollino y el caldo. En el último instante, la cebolla bronceada. Espolvorear con los granos de quínoa.

Ingredientes:

-Para el mojo del rape:
100 g. de cebolla pochada
45 g. de hígado de rape
50 g. de piñones tostados
25 g. de aceite de oliva 0´4
25 g. de zumo de fruta de la pasión
Pizca de azúcar
Sal, pimienta y jengibre

-Para el rape:
1 kg. de rape
Sal

-Para el aceite de bronce:
0,2 g. bronce alimentario en polvo
1 dl. de aceite de oliva

-Para el verde de cebollino:
35 g. de cebollino fresco
100 g. de aceite de oliva
Sal

-Para la cebolla bronceada:
1/2 litro de agua
1 cebollas
15 g. azúcar
0.3 g. de bronce en polvo alimentario
1 dl. de aceite de oliva
Sal

1/2 l. de caldo de gallina
8 g. de semillas de sésamo tostado
1 cucharada de café
70 g. de cebolla pochada
Sal, pimienta y jengibre en polvo

-Además: quínoa suflada