Esta semana hemos visitado un lugar curioso, especial, diferente. Para ello no nos hemos alejado de nuestra ciudad, hemos dado un paseo por La Concha hasta llegar al barrio del Antiguo. Allí al inicio de la calle Matía, en un pequeño callejón, nos encontramos con el Mesón Txubillo. Un establecimiento que lleva abierto desde el año 1995, ahí es nada, haciendo disfrutar a todos los que se han acercado a su coqueto pero acogedor comedor.

Hitoshi Karube y Akari Karube son los que llevan las riendas del local. Hitoshi aterrizó en Madrid, para estudiar el idioma, pero siguiendo las recomendaciones de su profesor, aterrizó en Donostia, donde empezó a estudiar cocina en la Escuela de cocina de Luis Irizar. De allí emprendió un recorrido por restaurantes como el Urepel, el Hotel Aranzazu junto a Martin Berasategui, o visitando ciudades como Girona y Santiago, hasta poner en marcha su propio negocio, el Mesón Txubillo. Akari, aterrizó en primer lugar en Italia, para conocer de cerca los secretos de la cocina italiana, para luego coger el vuelo a Donostia y estudiar cocina con el gran Luis Irizar, para tras pasar por el Chomin emprender la aventura de su vida culinaria junto a Hitoshi.

El Txubillo empieza por atraerte desde el mismo momento en el que lees que podrás degustar una cocina vasco-japonesa, eso ya te enciende la luz roja de la curiosidad en tu mente y te anima a cruzar sus puertas. Se trata de una cocina en la que los grandes protagonistas son los productos de nuestra tierra, pero presentados con toques japoneses, o elaborados con métodos culinarios japoneses. Una cocina que os sorprenderá y que os atrapará.

La carta del Txubillo no es extensa, tiene una base muy clara con platos que hacen las delicias de los amantes de la buena gastronomía, pero siempre completa su oferta con platos fuera de carta, donde los grandes protagonistas son los productos de temporada.

Así entre los entrantes encontraremos la tempura de verduras de temporada, los brick de langostinos o la ensalada de tomate con queso de cabra. Junto a estos platos de la carta, fuera de carta podremos disfrutar de un delicioso tataki de bonito o una ensalada de urón (pasta japonesa) con gazpacho.

En lo que a pescados se refiere impresionante el bacalao gratinado con crema de ajos, donde el bacalao está elaborado a la perfección; junto a este gran plato encontraremos el pescado del día con salsa de pimienta japonesa, un plato elaborado con pescados que encuentren en el mercado como el rape o la merluza.

Siguiendo adelante y mirando el apartado de las carnes destacan la presa de cerdo “Euskal Txerria” con salsa Miso Hacchou, el magret de pato asado con salsa de mango y el foie-gras con salsa teriyaki. A estos se les suma fuera de carta el cordero lechal asado con salsa barbacoa japonesa, una receta procedente del norte de Japón y que resulta delicioso.

No podía faltar una degustación de Sushi, referencia, o mejor dicho, la cocina japonesa más conocida en esta nuestra tierra.

Por último, podemos degustar cualquiera de los postres caseros que nos ofrecen como la torrija de té verde, la pannacotta de té verde, el brownie de chocolate con helado o el queso Idiazabal con frutos secos.

Dentro de su apuesta por la cocina vasco-japonesa, el Txubillo no podía dejar de elaborar grandes pinchos, referencia de la cocina donostiarra, y entre los que destacan el bota no kakuni (panceta de cerdo guisada), el rollito de txistorra o el manchón de pato con salsa Miso Hacchou, además de las mini raciones de los platos de la carta.

Todo esto lo podemos regar con una cuidada selección de diez vinos clásicos que encontraremos en la bodega, acompañados por el Sake o por una maravillosa cerveza japonesa.

Desde Japón con amor vinieron y llevan casi 20 años haciéndonos disfrutar con su apuesta por la cocina vasco-japonesa, una apuesta que os gustará, sorprenderá y atraerá. ¡On egin!

Nombre: Mesón Txubillo

Dirección: Matia 5 bajo (Donostia)

Teléfono: 943211138

Comedor: 1 para 20 comensales

Cierre: Domingo noche y lunes

Precio: Carta 30€